Las encinas del amor

El Bosque de Encinas Que Guardaba Un Asombroso Secreto

31 enero 2018 per El Tándem Rojo

La que sigue es una historia real que demuestra como los árboles pueden demostrar afecto, cariño y amor de formas que ni siquiera somos capaces de imaginar.

El hombre que nos ocupa, Winston House, estaba locamente enamorado de su esposa, Janet. Se casaron en 1962, y su matrimonio fue tan fuerte y feliz que la gente de todo el mundo se preguntaba cómo era posible.

La pareja nunca tuvo problemas ni la más mínima pelea. Eran los mejores amigos que tenían y se dedicaban respeto, dedicación y afecto.

Las encinas del amor

Desafortunadamente, su felicidad no duró demasiado.

Un día, de repente, la querida esposa de Winston murió de forma fulminante. Aunque el hombre quedó devastado, decidió hacer algo que se antojaba increíble para honrar la memoria de su difunta esposa y conseguir hacer más llevadero su dolor.

En las tierras que rodean su casa, Winston plantó 6000 encinas de gran tamaño y porte. Al principio, los árboles eran débiles y pequeños pero, tras varios años, se convirtieron en árboles formidables y formaron un hermoso bosque de encinas.

Mucha gente admiraba el encinar de Winston aunque, durante más de 20 años, ninguno de ellos tuvo la menor idea de lo que se ocultaba en su interior.

El hermoso secreto fue descubierto por un hombre que pasó en un globo aerostático justo por encima de las tierras de Winston.

Lo que vio le quitó la respiración: los árboles formaban un gran corazón como símbolo de amor inmortal.

Encinar Ginart Oleas historia de amor

En lo más alto del corazón, está la casa donde Janet pasó su infancia. En el medio del corazón, una preciosa pradera de narcisos.

Sin duda, una bonita historia de amor que nos ayuda a comprender como la naturaleza puede actuar como testamento del afecto y el cariño imperecederos.

Un Bosque En Su Propia Casa

En Ginart Oleas somos especialistas en encinas ejemplares de gran porte, ideales para aportar nobleza y serenidad a cualquier jardín

¿Le gustaría tener uno en casa? Llámenos o envíenos un mensaje y  nos encargaremos personalmente de llevarlo a dónde nos indique, en cualquier rincón del mundo.

Hablemos